Los secretos de la poda -
+1 800 245 39 25

Los secretos de la poda

Conoce a tus plantas para saber cuándo es el momento correcto.

 

La poda se realiza en la época de receso vegetativo de la planta, siempre prestando atención al clima y las temperaturas.

Esta labor difiere según el árbol o planta en cuestión. En el caso de los frutales es anual, dado que el crecimiento excesivo afecta tanto la producción de flores, como la posterior fructificación. Mientras que, en árboles de tipo ornamental, la poda es eventual para mantener su aspecto y vigor.

Existen dos instancias principales en el proceso de poda:

De formación: se aplica, generalmente en plantas jóvenes, para regular el crecimiento, ayudándola a obtener la estructura necesaria para sostener el peso del vegetal. Una vez que el árbol está bien formado, es decir, con la copa a una cierta altura acorde a su especie; con sus ramas principales y secundarias bien distribuidas, habrá que realizar poda sólo de mantenimiento.

 

De mantenimiento: se realiza para preservar en buen estado, favorecer la sanidad y el vigor de las especies de plantas que no son frutales, así como también eliminar formaciones no deseables; ya sean ramas mal orientadas, enfermas, dañadas o con rebrotes.

A continuación compartimos algunos tips:

  • Aclareo de ramas.
  • Reducción de copa.
  • Perfilado de formas.

Una poda bien hecha favorecerá la adecuada distribución de las ramas, y garantiza la llegada de luz al interior de la planta.

 

Bonus track

Es importante saber que el cuarto menguante, es un tiempo ideal para podar árboles frutales, por favorecer la producción.

Además, la luna en cuarto creciente propicia el desarrollo de los vegetales.

Conoce más acerca del cuidado de tus plantas y árboles, ingresando en más notas del blog de JardínYa.